doct38 Entre lo espiritual y carnal

No hay formulario para la espiritualidad. No es sobre talentos ni habilidades. Es sobre ser íntimo con Dios. (El “ocuparse” es algo que hacemos activamente.) No es de ser perfecto, Es de estar diario en comunión con Dios, esforzándose.

Rom 8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

No hay formulario para la espiritualidad. No es sobre talentos ni habilidades. Es sobre ser íntimo con Dios. (El “ocuparse” es algo que hacemos activamente.) No es de ser perfecto, Es de estar diario en comunión con Dios, esforzándose.

La espiritualidad es de estar en unión con el Espíritu de Dios, haciendo lo que él quiere hacer, en la forma que trabaja él y que él obra, según la naturaleza de Dios. Esta unión con el Espíritu de Dios habla de perderse a uno mismo en el asunto de la obra de Dios, para integrarse con las otras partes obrando juntos, esto es lo demás del cuerpo de Cristo. Es de absorber los atributos de Dios. Hay armonía entre hermanos cuando son maduros. Pero simplemente de “estar de acuerdo” no es el chiste. No es que nos ponemos de acuerdo, sino todos vamos haciendo la misma voluntad de Dios, y luego estamos con la misma mente y parecer. Unión por seguir el mismo objetivo.

Las Disensiones.

“Des-unión”. Sedición o separación de otras personas tratando de hacerse distancia para con ellos. En una forma piensa que les hace a ellos más válidos y mejores por dar de baja o tratar como menos a otros. 1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos…que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.(Esto es para que la obra de Dios avance.)

El Hombre Espiritual – Un hombre espiritual es una persona que ha encontrado gozo y delicia en las cosas de Dios. Puede “morar” siempre en ellas y no le hace falta nada de este mundo. Además de tener la relación correcta con Jesucristo, él tiene la relación correcta con el Espíritu Santo.

1Corintios 2:15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

El hombre espiritual es alguien que “tiene la mente de Cristo”, que piensa como Cristo piensa, y que tiene la posición y pasiones que Cristo tiene. En contraste con el hombre inconverso, el espiritual va a tener siempre en mente el  agradar a Dios, y este pensamiento va a checar y decidir lo que hace en su vida. Va a imponer la pauta, o forma de pensar sobre las cosas, en su vida.

Mucho de este folleto es tomado del libro de Lewis Sperry Chafer, “El que es Espiritual

AUDIO: Entre lo espiritual y carnal

https://www.davidcoxsermones.com/Files/2018/07/2018_01_21_11_53_22entre-lo-espiritual-y-carnal.mp3?_=1

Folleto descargable: