Porque ahora vendemos

Por Pastor David Cox

Por todo mi ministerio, he regalado lo que he producido para el Señor. He predicado, he enseñado, he hecho libros, libritos, folletos, y otros tipos de cosas semejantes, y todo era gratis. Ahora hermano, ¿por qué cambias? Aquí son mis razones y explicaciones.

1. No puedo ofrecer sin que pago yo.

La vida simplemente no me deja. Para que pongo mis escritos y sermones en el Internet, me cobran a mi. Como va marchando, mis ingresos van menos y menos. Pero todo esto depende que mis sitios en el Internet se quedan activos, y esto no va a pasar sin dinero. Entre pagar por el nombre de dominio (tengo 32 sitios x $20/año= $640), y pagar por el hosting que tenemos varios planes, y esto va como $200/mes, y otros gastos cuando tengo que pelear contra virus y ataques virales, mis gastos son muchos. El hosting me clausura porque tengo demasiado trafico, y quieren que mudo a un plan más caro (tengo 4 planes). Si lo hago, será más que $500 por mes entre todos ellos.

Y actualmente, tengo como 2 o 3 que donan cada año (entre todos mis sitios juntos), y lo que dan es menos que $25 cada uno. Todo vienen de mi bolsillo y ahora llevan 15 años o más de este desgaste. He orado sobre quitar todos los sitios para ahorrar dinero. De cobrar me parece mejor idea, y aun así, si nadie compra nada, va a lo mismo. Voy a terminar con mis sitios.

2. Mis presupuesto personal va creciendo

Mis costos personales de mi casa van en aumento. Entre Obamacare, la eliminación total de mis fondos de jubilación por eventos en nuestras vidas recientemente, y otros gastos subiendo mucho, no tenemos dinero, no tenemos ahorros. Mis gastos para nuestra salud va en aumento cada año. La medicina que usamos va más en más, y más costoso cada mes. Mis seguro de salud (Obamacare) y seguro de auto van aumentando.

3. Mis ingresos como misionero y pastor van en la baja

Hubo un tiempo en que mi iglesia en México me daba dinero semanalmente. Ya tenemos un pastor asistente, y el dinero que haya es para su salario. También hubo un tiempo cuando las iglesias en los Estados Unidos que me apoyaban con donaciones cada mes me hizo alcanzar mi presupuesto, y yo pagaba mucho de los gastos ministeriales de nuestra iglesia en México también. Ahora esto no es la situación, y entre las pocas iglesias que tuvimos, unos me han dejado, y es con mucho esfuerzo que recupero una parte de esto sustento, pero estoy ganado actualmente menos que he ganado hace años.

4. Mis hijos están en la universidad.

Tenemos dos hijos, Kelsie y Russ, y los dos están en carreras que son de largo estudio, y muy costosos. Por haber metido en la obra y no regresar cada año para buscar más apoyo económico, no tenemos fondos para su educación.

5. Me acerco la edad de jubilarme (y sin fondos).

Tengo 57 años, y estoy enfrentando la vejez, entonces no voy a poder hacer lo que hago siempre. Un día voy a parar todo esto. Espero que mi ministerio seguirá por medio de mis predicaciones y libros (escritos). El verano de 2015, saque 100% de lo que tuve ahorrado para jubilación para regresarnos a los Estados Unidos para buscar más apoyo económico. No me alcanzó para llegar a Orlando Florida con mis hijos, y tuve que pedir un préstamo para alcanzar a Florida. No estoy en una situación de regalar mis servicios y trabajo.

Descuentos

A la verdad, quiero ayudar a la gente que lee y escucha a mis escritos y predicaciones. Pero necesito ingreso de ellos para pagar exponiendolos al público. Pero a la verdad, tengo emergencias económicas frecuentemente en 2015-2016, y aun en ofrecer estas cosas por una cantidad de dinero, voy a empezar a dar rebajas al instante. Esto es cuando necesito dinero, tal vez una vez en 3 meses, o 2 o 3 veces en un solo mes, voy a poner cupones de descuento en el sitio para que mis productos se puedan vender más rápidos y puedo ingresar dinero por un gasto (como las cuentas de mis hijos en la universidad). Entonces estas rebajas van a ser por 2-3 días normalmente, sin previa anuncio. Para los que vienen a visitar frecuentemente, pueden aprovecharse de estas cosas. Voy a mantener una cantidad de sermones gratis aquí por todos modos. Entonces vale la pena de venir y escuchar.

 

¿Debemos celebrar Halloween?

Esta es una cuestión muy interesante. ¿Qué es la celebración de Halloween? ¿Qué significa y qué está envuelto en ello? Para el cristiano, no debemos participar en las cosas de tinieblas. ¿Es Halloween algo insignificante para niños? ¿Es envuelto en cosas malas? Examinamos todo esto en este breve folleto. Ve el folleto en línea.Debemos celerar Halloween?