Buscadores de Dios (artículo)

Un breve estudio sobre el concepto de “buscar a Dios”.

El término Buscadores de Dios no es bíblico para inconversos.

Por David Cox

Resumen: Un breve estudio sobre el concepto de “buscar a Dios”. Este no es un sermón con grabación, sino es un simple artículo que escribí sobre este concepto que flota en el cristianismo tanto. A la verdad, nadie busca a Dios sinceramente. Somos personas que tienen un actitud de pecador, y por lo tanto, no buscamos a Dios. La verdad es que Dios nos busca. La primera cosa que Dios dice cuando nos enfrenta es que somos pecadores, ofensores en contra de Dios. El término “buscador de Dios” implica que somos buenos y buscamos a Dios porque queremos a Él. Sin empezar con que tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados, nadie puede acercarse a Dios.

———————————
Hoy en día, es popular de considerar el término, “buscadores” para inconversos quienes buscan a Dios. Pero este concepto no es bíblico.

Rom. 3:11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios.

Entonces la Biblia presenta que los inconversos huyen de Dios, y no le buscan. En lugar de buscarle, hacen excusas (Jn 3:19-21) porque no pueden acercarle y seguirle. Unos buscan milagros y señales (prodigios), y otros buscan sabiduría (1Co. 1:22; Jn. 2:28; Mar. 8:11; Mat. 12:39-40) pero estos son excusas para no encontrar actualmente a Dios.

Desde el huerto, siempre ha sido Dios buscando al hombre (Gén 3:8-9), y no el inverso. La humanidad es perdida (Rom. 5:12) y es Dios y sus ministros obedientes quienes que buscan el alma del hombre (Luc 19:10).

Al cristiano obediente, Dios manda

Col. 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

Pero el inconverso por sí no está buscando a Dios según la Biblia. Ahora, ¿qué estás buscando tú? Hay tres pruebas para averiguar lo que estás realmente buscando en la vida. Primero, ¿Qué haces con tu dinero? Esto demuestra donde inviertes el fruto de tus labores. Lo que estimas como valor es normalmente visto por el dinero que inviertes en ello. Segundo, checa tu agenda para ver cómo gastas tu tiempo. En esto examina dos aspectos: 1) ¿En qué gastas la mayoría de tu tiempo? 2) Cuando hay tiempo extra o libre, ¿Cómo ocupas este tiempo? La tercera prueba es una examinación de tu hogar. ¿Qué has acumulado? ¿Qué cosas están para exhibición? ¿Qué son tus juguetes más queridos?

Examinando estas cosas se revela el dios de tu vida. Así inviertes tu vida. Son las cosas que ocupan más tus pensamientos, energías, tu tiempo y esfuerzo. Son las cosas que realmente son el gozo y placer de tu vida.

Mat. 22:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento.

Un verdadero buscador de Dios es una persona quien pone la prioridad, su atención y esfuerzo, y el todo de su vida en Dios. ¿Es cierto que las cosas en que normalmente piensas, las cosas en que gastas tu dinero y vida siguiendo de lleva al trono de Dios?

1Ti. 4:7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; 8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

Tenemos la obligación delante de Dios de poner prioridades sobre nuestra vida que reflejan la prioridad de nuestro Salvador. Cuando reflejamos sobre la vida de nuestro Salvador y sus palabras, forzosamente tenemos que hacer sus palabras morar en abundancia en nosotros Col. 3:16. Lo triste de la humanidad, es que aunque somos miserables en esta vida por culpa de nuestros pecados, realmente no buscamos de ser libres de ellos, sino amamos las cuerdas de nuestros pecados que es nuestra esclavitud.

R.A. Torrey – Buscando a Dios

Dios nos manda de buscarle Isa. 55:6; Mat. 7:7.

Buscando a Dios incluye

Su nombre – Sal 83:16
Su palabra – Isa. 34:16
Su cara – Sal 27:8; 105:4
Su fuerza – 1Cr 16:11; Sal 105:4
Sus mandamientos – 1Cr 28:8; Mal. 2:7
Sus preceptos – Sal 119:45, 94
Su reino – Mat. 6:33; Luc 12:31
Su justicia – Mat. 6:33
Cristo – Mal. 3:1; Luc 2:15-16
Honra que viene de Él – Jn 5:44
Justificación por Cristo – Gál. 2:16-17
La ciudad de Dios preparada por Él mismo – Heb. 11:10, 16; 13:14.
Por comunión en oración con Dios – Job 8:5; Dan. 9:3.
Por estar en Su casa – Deu. 12:5; Sal 27:4.

Consideraciones

Debe ser de inmediate – Óse 10:12
Siempre – Sal 105:4.
Mientras que puede ser encontrar – Isa. 55:6
Con diligencia – Heb. 11:6
Con el corazón – Deu. 4:29; 1Cr 22:19
En el día de angustia Sal 77:2.

Buscándole nos garantiza:

Que le vamos a encontrarle Dt 4:29; 1Cr 28:9; Pro. 8:17; Jer. 29:13
Su favor – Lam. 3:25
Su protección – Esd. 8:22
Que Dios no nos abandone Sal 9:10
Vida – Sal 69:32; Amós 5:4-6
Prosperidad – Job 8:5-6; Sal 34:10
Que Dios nos oye – Sal 34:4
Entender todas las cosas – Pro. 28:5
Dones de justicia – Óse 10:12.
Es un impertativo para todos Isa. 8:19.
Nuestras aflicciones nos encamina a buscarle – Sal 78:33-34; Óse 5:15.
Nadie en sí realmente está buscándole – Sal 14:2; Rom. 3:11; Luc 12:23, 30.
Los santos buscando a Dios
Son exhortados especialmente de buscarle – Sof 2:3
Tienen deseo de buscarle – Job 5:8
Lo hacen con propósito del corazón – Sal 27:8.
Tienen que preparar su corazón para buscarle – 2Cr 30:19
Ponen su corazón en buscarle – 2Cr 11:16
Es actividad de todo el corazón – 2Cr 15:12; Sal 119:10.
Buscarle temprano – Job 8:5; Sal 63:1; Isa. 26:9.
Buscarle sinceramente – Cnt 3:2, 4.
Con pureza le busca – Sal 24:6.

Observaciones adicionales para el santo

Nunca es en vano de buscarle – Isa. 45:19
La bendición de buscarle – Sal 119:2
Siempre produce gozo – Sal 70:4; 105:3
Terminará en alabanza – Sal 22:26
Hay promesas para los que le buscan – Sal 69:32
Hay premios para los que le buscan – Heb. 11:6.

Los impíos no buscan a Dios
Todos se devían y no le buscan – Sla 14:2-3; Rom. 3:11-12
No se preparan sus corazones para buscarle – 2Cr 12:14
Rehúsan por soberbia – Sal 10:4
Aflicción para ellos no les encaminan a Dios – Isa. 9:13
Pretenden a veces a buscarle – Esd. 4:2; Isa. 58:2
Son rechazados por Dios por ser tarde – Pro. 1:28
Los que faltan de buscarle son condenados Isa. 31:1.
Los que no le buscan son castigados Sof 1:4-6.

Ejemplos

2Cr 14:7; 17:3-4; 26:5; 31:21; 34:3; Esd. 7:10; Sal 34:4; Dan 9. 3-4.

2 thoughts on “Buscadores de Dios (artículo)

  1. hola pastor David Cox Dios le bendice.
    leei los buscadores”y me parece interesante y me gustaria mandarselo por email a una persona que conosco pero su pagina no cuenta con esta caracteristica,podria ser posible en algun otro momento?.estare pendiente ya que siempre leo su pagina.
    reciba un cordial saludo.

  2. Busca al pie de la entrada y verás varios iconos con un “email” para enviar a quien que desea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inscríbete en nuestra lista de libros cristianos gratuitos

Libros Cristianos Gratuito

Estos libros cristianos son en varios formatos, pdf, MS doc, RTF, e-Sword, theWord, mySword. Son libros cristianos para edificación y para el ministro profesional. Puede ser que hay unos libros que son comerciales (que tienes que comprar), pero los comerciales son muy pocos entre tantos. Como siempre, quien que lee un libro, debe compararlo con la Biblia para ver si es bíblico o no. No consto que todos son libre de problemas doctrinales o errores de lógica, o que viene de personas que no tienen buen testimonio. Tomo lo bueno, y deja lo no bueno. Mi propósito es de proveer una biblioteca cristiana para cristianos y ministros.

Frecuencia: Normalmente voy a tratar de enviar un noticiero cada sábado, pero puedo brincar uno u otro dependiendo si hay libros nuevos que he encontrado o no.

Nota: Estoy ofreciendo libros por medio del noticiero que 1) no voy a ofrecer en ninguno de mis sitios, estos son especiales y muy buenos, 2) si los ofrezco en mis sitios, las personas que reciben el noticiero van a recibirlos semanas o meses antes de que aparecen en mis sitios.

* indica campo requerido